El Millonésimo Círculo

“Cada círculo es como una piedrecilla que se arroja a un estanque. El efecto que el círculo produce en las mujeres que lo forman, y el efecto que estas mujeres tienen es una influencia que se expande como anillos concéntricos. Obsérvalo, hazlo, enséñalo. Si hay mujeres que aprenden unas de otras, las creencias y las manera de cómo se hacen las cosas pueden cambiar.” (Fragmento del libro El millonésimo Círculo de Jean Sinoda Bolen)

Tengo la fortuna de vivir y hacer crecer mi espiritualidad en una comunidad de mujeres, hace más de diez años .

Experimento la felicidad de caminar hace muchos años en diferentes círculos de mujeres, y de conducir algunos.

El millonésimo círculo es la millonésima invitación a participar de un círculo de mujeres.

Hace tiempo rondaba en mi mente y en mi corazón “renovar el cortejo” con el tema de los círculos. Los talleres De Oruga a Mariposa y Revolviendo el Caldero Mágico son preciosos encuentros femeninos; las clases de Danza del Vientre, también. Varias de ustedes han participado en ellos, y los varones nos han acompañado en Abundancia y Ángeles.

Pero la mujeres tenemos una conexión especial.

Ha sido muy fructífero el camino que hemos recorrido juntas, y ha surgido entre todas, la necesidad de más continuidad en el acercamiento a nuestra esencia femenina. Por eso, y porque recuerdo cada vez más nítidamente los círculos que mucho antes, alguna vez tracé, es que surge este nuevo proyecto.

Un espacio para descubrir quienes somos o quienes podríamos llegar a ser. Un lugar de contención, respeto y confianza, para develar nuestros patrones internos y confrontarlos con los de las compañeras. Un espacio para crecer juntas y nutrirnos las unas a las otras, en el que invitaremos cada vez, al espíritu creativo, a bendecir nuestros encuentros.

Por más que me esforcé en encontrar otro nombre para nuestros círculos, El millónesimo círculo es el que más me gusta, el que condensa todo, el que recoge el espíritu de lo que quiero conducir, y el que, de paso, rinde homenaje a la inspiradora maestra, ya citada en estas páginas con el magnífico  Las Brujas no se quejan.

Así, el millonésimo círculo , se activará cada vez que nos reunamos a compartir temáticas que rocen el alma de lo femenino.

 

¡Somos nosotras!

“Cada mujer en el círculo era un ser único, pero al sentarnos juntas advertía que cada una de ellas también representaba un aspecto de las demás, y que al hablar expresaba algo que no sólo hacía referencia a ella, sino al conjunto de las presentes. Nos reunimos en un nivel espiritual y confesamos la verdad de cuanto sentíamos y sabíamos por nuestra experiencia. Llovía (…) Era como si Hestia, la diosa de la tierra y del templo, estuviera presente en la llama depositada en el centro de nuestro círculo. Había risas, lágrimas, cariño. El círculo era un crisol alquímico para el crecimiento espiritual, era un receptáculo de apoyo y solidaridad cuyo interior albergaba consuelo suficiente para resistir. Habíamos abandonado el mundo cotidiano para estar juntas, y parecía que una cálida luminosidad nos inundara y emanara de nosotras, y nos sumergiéramos en el inframundo o en el más allá, rememorando la experiencia humana de sentarse alrededor del calor y la seguridad del fuego, al abrigo de las inclemencias externas.”  (fragmento de la maestra Jean Shinoda Bolen)

¡Díganme si no somos nosotras!

Si ya has estado, sabes.

Si todavía no, ¡ven!, ¡no te pierdas la oportunidad de nutrirte junto a otras mujeres!

En los encuentros compartimos conocimientos de diversas tradiciones femeninas antiguas, algunas chamánicas,algunas no, actualizadas todas para las necesidades de la mujer de hoy.

Realizamos meditaciones activas, cantos, bailes, lecturas, para conocer y activar nuestros centros de energía femenina elevando nuestro poder personal.

Puedes invitar a las amigas, y a las amigas de las amigas.

¡Te espero con mucha alegría!

 

Aporte amoroso de $3000, previa inscripción  aquí .   Mismo día $ 5000

Agradeceré que te inscribas con el compromiso de asistir.

Grupos pequeños, cupos limitados.

 

 

 

 

Te gustó ? Compártelo !
FacebookTwitter