Tarot

Sesiones personales de TAROT CONSCIENTE

Conéctate con este libro de sabiduría revelada que es el Tarot. Date cuenta de cómo vas construyendo tu día a día, a través de tus acciones, pensamientos y emociones.

La lectura del Tarot te hace consciente de tus procesos internos y como éstos se manifiestan en los distintos aspectos de tu vida.

Duración de 60 a 75 minutos aproximadamente. Valor: $30.000

PEDIR HORA AL CORREO:

contacto @ monicadesimone.cl

 

Llewellyn Tarot , As de Copas

¿Sabes qué es una Lectura de Tarot Consciente?

  Ilustración: Alicia, de Maggie Taylor.

 

Un auténtico tarotista no juega un papel de vidente, lo que hace es reposicionar a la persona que le entrega su confianza, y contrariamente a lo que se cree, no le muestra un camino predeterminado, sino que lo confronta para que encuentre de nuevo la fe en sí mismo.

¿Sabes que somos hijos de un linaje divino y no esclavos del destino?

¿Reconoces que tenemos libre albedrío, y que  son nuestras elecciones las que nos demuestran el tipo de personas que queremos ser?

Podemos elegir cómo vivir hoy en nuestras vidas, construyendo nuestro futuro, pese a los condicionamientos de nuestro pasado, siendo día a día los únicos responsables de nuestra felicidad.

“Somos lo que somos por lo que fuimos; seremos lo que seremos por lo que somos” era una premisa que se repetía a diario en la escuela esotérica en la que me formé.

Hoy me gustaría hablarte sobre una lectura de Tarot Consciente, en la que, a través del ejercicio de esta disciplina de lenguajes simbólicos,  el tarotista te mostrará energías que pueden indicar cursos de acción, pero hará hincapié en que finalmente eres tú,  el consultante, quien tiene el poder de seguir o no esos cursos, y así decidir en su vida.

De este modo, una lectura de Tarot Consciente siempre subrayará que el futuro no está escrito, ya que no es más que la consecuencia de las acciones de nuestro presente.

Un buen tarotista no se desvelará por ser ciento por ciento asertivo(a) en sus predicciones (aunque a veces si lo sea), pero sí será muy responsable y cuidadoso con la información que entrega a la persona que tiene enfrente y que ha venido en busca de ayuda y orientación.

Es dentro de este marco ético donde me gusta situarme. Así, no me gusta leer el Tarot a menores de dieciocho años, aunque vengan acompañados de un adulto. Tampoco me siento cómoda interpretando ni respondiendo consultas relativas a la salud física o a enfermedades de cualquier índole, ya que entiendo exceden el campo de mis competencias. En relación a las embarazadas, tengo la creencia de que esa alma, aún encarnada en un bebé, que es un ser vulnerable y todavía en formación, pueda estar aún decidiendo su proyecto en este plano. Como me inclino ante el misterio de la vida, prefiero pasar.(Aunque si la madre está embarazada y no lo sabe, lo más probable es que su gestación aparezca en la lectura y siempre es lindo dar esta buena noticia). También me reservo el derecho a no responder preguntas referidas a terceras personas que no estén directamente conectadas con el consultante y su problemática, pues entiendo que cada quien vive en sintonía a lo que su alma necesita, de acuerdo al perfecto plan divino, en orden divino, justicia divina y amor divino.

No soy vidente, pues si lo fuera no necesitaría del Tarot. Soy intérprete de símbolos y hago lecturas que intentan llevar al consultante al plano del hacer consciente.

De más está decir que no leo el Tarot a escépticos que busquen ponerme a prueba, ni a quienes desacrediten este Sagrado Oficio, y que absolutamente toda la información proporcionada por el consultante, antes, durante y después del momento de la consulta, es de carácter estrictamente confidencial.

Es un gran maestro el Tarot. Entre otras cosas  me enseñó que si quieres que tus sueños se hagan realidad…sólo debes despertar.

 

 

Como no puedo pararme en mitad de la calle con pancartas que digan ¡Despierta! ¡Mírate! ¡Conócete a ti mismo! , hago clases de Tarot.

CLASES DE TAROT

Conviértete en un intérprete de símbolos conociendo en profundidad este libro de sabiduría revelada, a través de tu propio camino de crecimiento personal.

– Arcanos Mayores

– Arcanos Menores, el camino de los 4 elementos

– Personajes de la Corte

– Tiradas

– Ética y límites del Tarot

20 clases de hora y media

Valor del curso: $200.000 (5 cuotas de $40.000)

Lugar: En un sitio bendito a pasos del metro Cristóbal Colón (la dirección exacta te la damos una vez hayas hecho efectiva tu inscripción)

Miércoles , 19.00 horas o jueves , 11:00 horas

Inscripciones Abiertas, cupos limitados:

contacto @ monicadesimone.cl

 

 TAROT II

Para personas que ya manejan esta Sabiduría Arcana, en este curso avanzado de Tarot profundizaremos sobre :

– Alquimia y Tarot : 22 formas de entrar en la Espiral Evolutiva
– Estructuras y Cimientos del Tarot
 (Esquemas; caminos, complementarios, vía seca y vía húmeda, entre otras)
– Nuevas Tiradas
8 clases de hora y media
Día y hora la fijamos con los interesados

Valor del curso: $80.000 ( 2 cuotas mensuales de $40.000)

Lugar: En un sitio bendito a pasos del metro Cristóbal Colón (la dirección exacta te la damos una vez hayas hecho efectiva tu inscripción)

Inscripciones Abiertas, cupos limitados:

contacto @ monicadesimone.cl

 

Tarot: Un Catecismo ilustrado

Existen diversas teorías sobre el origen de las bellas y enigmáticas ilustraciones que conforman la baraja llamada Tarot.

Las fuentes arcaicas aluden al legado de los egipcios, al libro de Toth especificamente. Algunos, yendo todavía más lejos, piensan sería herencia de los antiguos atlantes, quienes lo habrían recibido a su vez de seres extraterrestres. Las fuentes cercanas postulan que las láminas habrían aparecido en comunidades esotéricas a principios de la Edad Media, en el sur de Francia, difundiéndose por toda Europa, a partir de tribus nómadas de gitanos.

No hay acuerdo al respecto, aunque sí en que el Tarot proviene de maestros espirituales quienes guardaron en las simbólicas imágenes conocimientos esotéricos y herméticos.

La tesis que a mí me gusta enarbolar, es aquella que sostiene que alguna vez el Tarot fue un libro de Sabiduría revelada, convertido inteligentemente en naipe, para ser salvado de la hoguera.

Así, hoy, el Tarot es una baraja oracular compuesta de 78 cartas, divididas en 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores. Los Arcanos Mayores representan arquetipos universales por los cuales transitamos a lo largo de la vida. Los Menores, en cambio, se relacionan con aspectos más cotidianos y concretos del quehacer diario. Entre ellos están los palos de Bastos, Copas, Espadas y Oros, representando a los cuatro elementos, respectivamente; Fuego, Agua, Aire y Tierra. En este grupo se encuentran también las dieciséis láminas llamadas “Cartas de la Corte”, funcionando todas, mediante el estudio, la meditación y la relación de sus imágenes, como una poderosa via que proporciona valiosísimos mensajes de autoconocimiento y ascenso espiritual.

Es importante subrayar que el Tarot es una herramienta de interpretación y no de decretos. Así, el futuro en nuestras vidas, lo vamos construyendo día a día, a través de nuestras acciones, nuestros pensamientos y nuestras emociones.

La carta que ilustra esta nota es La Fuerza, el Arcano XI del Tarot de Marsella, una chica con sombrero de lemniscata que sujeta con delicadeza las fauces de un león. Ella se situa al centro de toda la estructura oracular, instándonos a dejar aflorar la esencia, para que la luz domine a la sombra, permitiendo que en nuestra vida lo sutil penetre lo denso.

Pues cuando cualquiera de nosotros comienza a trabajar en sí mismo(a), entra en conflicto con las fuerzas de la personalidad y las de la sensualidad. Y el Iniciado, dicen los maestros, es precisamente aquél que ha conseguido dominar estos dos tipos de fuerza y los ha puesto al servicio de la esencia.

Mucho se ha escrito sobre este verdadero catecismo ilustrado que es el Tarot y mucho se seguirá escribiendo y develando. Un libro bello, que como un océano insondable, cuenta una historia cuya culminación es la unión de las polaridades, el principio sagrado que es la base del universo, la danza cósmica HACIA EL UNO, la impronta que nos curará.

Te gustó ? Compártelo !
FacebookTwitter